Los Estilos de Liderazgo de Kurt Lewin

Los Estilos de Liderazgo de Kurt Lewin
4.2
(53)

El Experimento de los Estilos de Liderazgo de Kurt Lewin

Con el experimento de los estilos de liderazgo de Kurt Lewin buscó analizar el comportamiento de los individuos según el tipo de líder. Fue realizado en 1939 y dirigido por Lewin, profesor de la universidad de Berlín y de la universidad de Lowa.

En la actualidad, Kurt Lewin es considerado uno de los pioneros de la psicología de los grupos desde un enfoque experimental. Y este experimento en particular es un claro ejemplo práctico de psicología social.

Lewin fue un refugiado de la Alemania nazi y se dispuso, entre otros motivos, a entender cómo los sujetos son influenciados por un líder. Cómo se condicionan los comportamientos de las personas según el tipo de liderazgo que se les ejerza.

Desarrollo del experimento

Se determinaron tres tipos de liderazgo en tres grupos de niños distintos con el fin de observar el efecto que se producía. Tres grupos de niños de 8 a 10 años se reunían luego de la escuela con su respectivo líder.

Cada líder había sido entrenado para ejercer la autoridad de una manera específica y realizar actividades con los niños. Los tipos de liderazgos a ejercer eran: austocrático, liberal y democrático.

  • Autocrático: ordenaba en todo momento lo que se debía hacer de forma estricta, sin dar lugar a debate o a que los niños tuvieran algún tipo de iniciativa.
  • Liberal: daba total libertad al grupo sin ninguna guía para que los niños desarrollen las actividades a su gusto.
  • Democrático: permitía debatir las tareas que se iban a desempeñar y ayudaba al grupo a tomar decisiones, tenía en cuenta todas las opiniones y daba la posibilidad para que los niños tuvieran iniciativa propia.
Te recomendamos que leas  El Efecto Pigmalión

Luego de varias semanas los lideres rotaban para que cada grupo de niños experimentaran los tres tipos de liderazgo.

Resultados del experimento

No solo se pudo evidenciar que el liderazgo democrático fue el mejor para el desarrollo de las tareas. Además se comprobó una notoria alteración en las conductas de los niños.

Con el líder autocrático los niños realizaban las tareas sólo si se los vigilaba y eran sumisos a las ordenes que se les impartía. También mostraron un comportamiento más agresivo y hostil entre ellos.

Las tareas no se llevaban a cabo cuando los niños no tenían un guía y la libertad absoluta de hacer lo que querían. Los niños fueron incapaces de establecer sus propias guías de trabajo.

Los niños fueron más productivos y construyeron buenas relaciones bajo el liderazgo democrático. Se pudieron identificar altos niveles de entusiasmo y dinamismo.

 

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *