Experimentos de Conformidad

Experimentos de Conformidad
4
(368)

Los Experimentos de Conformidad de Asch

Los experimentos de conformidad de Asch fueron una serie de experimentos psicológicos realizados por Solomon Asch en la década de 1950. Los experimentos revelaron el grado en que las propias opiniones de una persona están influenciadas por las de un grupo.

Asch descubrió que las personas estaban dispuestas a ignorar la realidad y dar una respuesta incorrecta para adaptarse al resto del grupo.

Imagínese en esta situación: se ha registrado para participar en un experimento de psicología en el que se le pide que complete una prueba de visión. Sentado en una habitación con los otros participantes, se le muestra un segmento de línea y luego se le pide que elija la línea correspondiente de un grupo de tres segmentos de diferentes longitudes.

El experimentador le pide a cada participante individualmente que seleccione el segmento de línea coincidente. En algunas ocasiones, todos en el grupo eligen la línea correcta, pero ocasionalmente, los demás participantes declaran unánimemente que una línea diferente es en realidad la combinación correcta.

Entonces, ¿Qué haces cuando el experimentador te pregunta qué línea es la correcta? ¿Sigues con tu respuesta inicial o eliges conformarte con el resto del grupo?

Los experimentos de Asch implicaron que las personas que estaban en el experimento pretendieran ser participantes habituales junto con aquellos que eran sujetos reales e inconscientes del estudio. Aquellos que estaban en el experimento se comportarían de cierta manera para ver si sus acciones tenían una influencia en los participantes reales del experimento.

Para conocer más sobre este experimento accede aquí

Resultados de los Experimentos

Casi el 75% de los participantes en los experimentos de conformidad estuvieron con el resto del grupo al menos una vez. Es decir, los participantes decidieron dar respuestas incorrectas y no contradecir al grupo.

Te recomendamos que leas  La Indefensión Aprendida

Después de combinar las pruebas, los resultados indicaron que los participantes se conformaron con la respuesta incorrecta del grupo aproximadamente un tercio de las veces.

Los experimentos también observaron el efecto que tenía sobre la conformidad el número de personas presentes en el grupo. Cuando solo estuvo presente un confederado (una persona que era parte del experimento), prácticamente no hubo impacto en las respuestas de los participantes.

La presencia de dos confederados tuvo solo un pequeño efecto. El nivel de conformidad visto con tres o más confederados fue mucho más significativo.

Asch también descubrió que hacer que uno de los confederados diera la respuesta correcta mientras que el resto de los confederados daban la respuesta incorrecta redujo drásticamente la conformidad. En esta situación, solo del 5% al ​​10% de los participantes se conformaron con el resto del grupo (dependiendo de la frecuencia con la que el aliado respondió correctamente).

Estudios posteriores también han respaldado este hallazgo, sugiriendo que tener apoyo social es una herramienta importante para combatir la conformidad.

Print Friendly, PDF & Email

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *