El Efecto de las figuras Kiki y Bouba

El Efecto de las figuras Kiki y Bouba
4.6
(54)

El Efecto de las figuras Kiki y Bouba, antes Takete y Baluba

El Efecto de las figuras Kiki y Bouba es un descubrimiento del psicólogo Wolfgang Köhler llevado a cabo en 1929 en la isla de Tenerife, España. Con este experimento se pudo comprobar que el nombre asignado a los objetos no es arbitrario.

Wolfgang Köhler mostró a los sujetos del experimento dos imágenes similares a la que se muestran a continuación. Una se llamaba “Takete” y la otra “Baluba”, ¿cuál es cuál?

Takete y Baluba

Setenta años más tarde, en el 2001, los neurocientíficos Vilayanur Ramachandran y Edward Hubbar repitieron el experimento. Recuperaron las aportaciones de Köhler y modificaron el nombre de las figuras por Kiki y Bouba.

Le mostraron las figuras a varios sujetos y les preguntaron: ¿cuál de estas formas es Bouba y cuál es Kiki?. El experimento original se realizó con el idioma español, pero en esta ocasión se hizo en inglés y en lengua tamil.

El resultado fue que en ambas lenguas más del 95% eligieron la forma puntiaguda como Kiki y la redondeada como Buba. Estos resultados fueron similares a los obtenidos originalmente por Köhler, dónde Takete era la figura puntiaguda y Baluba la redondeada.

Con estas nuevas aportaciones, los científicos demostraron que el efecto se produce independientemente del entorno, la cultura y el idioma de las personas.

Conclusiones: El origen de las palabras no es arbitrario

Ramachandran y Hubbard sugieren que el efecto de las figuras Kiki y Bouba tiene implicaciones para la evolución del lenguaje, porque sugiere que el nombramiento de los objetos no es completamente arbitrario.

Especulan en sus trabajos que esta coincidencia podría deberse a las conexiones entre las áreas sensoriales y motoras de nuestro cerebro, como la forma en la que ponemos nuestros labios para nombrar ciertos objetos y la idea que nos hacemos de los mismos.

Te recomendamos que leas  Teoría de las Ventanas Rotas

Es probable que se llame Bouba a la forma redondeada porque la boca hace un movimiento más redondeado para producir el sonido, mientras que necesita un movimiento más tenso y angular para producir el sonido de Kiki. Además, los sonidos de la K son más duros y fuertes que los de la B.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *