La Risa es Contagiosa

La Risa es Contagiosa
4.9
(61)

La Risa es Contagiosa, el Experimento en la Vía Pública

Para comprobar si la risa es contagiosa decidieron hacer un experimento social en la vía pública. El mismo se llevó a cabo en la capital de Holanda, precisamente en la parada de tranvía de Inaristraat, en Amsterdam.

Quienes llevaron adelante el experimento se propusieron demostrar que la risa es contagiosa. Ocultaron cámaras en la parada de tranvía y un hombre que formaba parte del experimento comenzó a reírse sin disimularlo.

Las personas que en ese momento estaban en la parada comenzaron a vivir una situación anormal. El espacio sonoro estaba siendo invadido por las carcajadas del hombre.

El sonido de la risa hizo que al principio las personas dejaran de hacer lo que estaban haciendo y observarán por unos instantes al hombre. El hombre no cesaba de reír y poco a poco la risa comenzó a contagiarse.

Y de repente, en una parada de tranvía en la ciudad de Amsterdam, había un grupo de personas riéndose a carcajadas. Te invitamos a que veas el video y experimentes si la risa te contagia o no.

“Cuando le sonríes al mundo,
el mundo te devuelve la sonrisa”

Científicos explican por qué la risa es contagiosa

Científicos ingleses hallaron nuevas evidencias sobre el poder contagioso de la risa: nuestro cerebro sería particularmente sociable, ya que gatilla una sonrisa como respuesta a la primera carcajada que percibe. “Parece que es absolutamente cierto que si reímos el mundo entero ríe con nosotros”, dijo a LA NACION Sophie Scott, investigadora del Colegio Universitario de Londres, y autora del estudio publicado en la revista Journal of Neuroscience .

Estudios previos habían demostrado que cuando observamos una cara sonriente se activa un grupo de células nerviosas llamadas neuronas espejo, que nos impulsan a sonreír. El fenómeno es evidente en los bebés, que sonríen a quien les sonríe.

Te recomendamos que leas  Facebook Experimentó con las Emociones de los Usuarios

El nuevo estudio reemplazó el estímulo visual por uno auditivo. Los investigadores seleccionaron vocalizaciones que correspondían a emociones positivas (diversión y triunfo) y negativas (miedo y disgusto) y, mediante estudios de resonancia magnética funcional, monitorearon la reacción cerebral de un grupo de voluntarios.

Las neuronas espejo se activaron como respuesta a todos los sonidos, preparando a los músculos faciales a entrar en acción. Sin embargo, la respuesta fue más intensa en el caso de las risas y voces triunfantes, hecho que no deja de ser una buena noticia, ya que la realidad no siempre permite presuponer que las emociones positivas son más contagiosas que las negativas.

Del estudio se desprende una conclusión trascendente: contamos con un cerebro social que nos asegura las bases biológicas capaces de favorecer la interacción y la empatía, fenómenos fundamentales para la vida en sociedad. Pero además, tendríamos una tendencia innata a sumarnos a las emociones positivas.

(Fuente: https://www.lanacion.com.ar/ciencia/cientificos-explican-por-que-la-risa-es-contagiosa-nid871486)

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *