Rompiendo el Espacio Vital

Rompiendo el Espacio Vital
4.8
(51)

Rompiendo el Espacio Vital y el Orden Social

El experimento Rompiendo el Espacio Vital es una de las investigaciones sobre ruptura del orden llevadas a cabo por Harold Garfinkel. El investigador fue profesor de la Universidad de California y promotor de la etnometodología .

La etnometodología se basa en el supuesto de que todos los seres humanos tienen un sentido práctico con el cual adecuan las normas de acuerdo con una racionalidad práctica que utilizan en la vida cotidiana.

Garfinkel consideraba al sujeto como un “idiota cultural” que sólo “actuaba” de acuerdo con normas que le eran impuestas.

Rompiendo el Espacio Vital

Para llevar adelante este experimento, Garfinkel recurrió a la ayuda de sus estudiantes como los hizo en otros estudios. Le propuso a 79 alumnos que en el transcurso de una conversación corriente con algún familiar o amigo se fuesen acercando.

A excepción de niños y niñas, el experimento lo podían hacer con todas las personas sin importar el sexo y la edad. Al acercarse progresivamente al rostro de la otra persona estarían rompiendo el espacio habitual y “común” que se emplea en una situación similar donde dos personas hablan.

Resultados del experimento y conclusiones

De manera unánimetanto las víctimas del experimento como los estudiantes, intentaron alejarse del rostro de la otra persona. La rara situación provocaba diversas reacciones y emociones como asombro, vergüenza, incertidumbre, rabia y miedo.

Otro dato relevante fue que se evidenciaron reacciones de rechazo de manera más notoria cuando los interlocutores eran varones.

La primera y más concluyente afirmación es que en toda conversación ordinaria hay una distancia mínima de proximidad a la otra persona. Si esta distancia se quiebra, la restauración del orden de sentido común lleva atribuir la intención de la búsqueda de sexo.

Te recomendamos que leas  El Experimento de Harlow

Además, al romper con esta norma social establecida se genera una escena de tensión, disgusto y desaprobación a la práctica de acercamiento.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *