Efecto de Ambigüedad

Efecto de Ambigüedad
4.4
(298)

El Efecto de Ambigüedad

El efecto de ambigüedad es un sesgo cognitivo en el que la toma de decisiones se ve afectada por la falta de información o “ambigüedad”. Esto implica que las personas tienden a seleccionar opciones para las que se conoce la probabilidad de un resultado favorable, sobre una opción para la que se desconoce la probabilidad de un resultado favorable.

El efecto fue descrito por primera vez por Daniel Ellsberg en 1961.

Una posible explicación del efecto es que las personas tienen una regla general (heurística) para evitar opciones en las que falta información. Esto a menudo los llevará a buscar la información que falta pero en muchos casos la información no se puede obtener.

El efecto es a menudo el resultado de “una llamada de atención” de la persona sobre alguna información faltante en particular.

Ejemplo de el Efecto de Ambigüedad

Considere un balde que contiene 30 pelotas, las bolas son de color rojas, negras o blancas. Diez de las bolas son rojas y las 20 restantes son negras o blancas, siendo todas las combinaciones de blanco y negro igualmente probables.

En la opción X, al sacar una bola roja, una persona gana $100, y en la opción Y, al sacar una bola negra, gana $100. La probabilidad de elegir una bola ganadora es la misma para ambas opciones, X e Y.

En la opción X, la probabilidad de elegir una bola ganadora es de 1 en 3 (10 bolas rojas de un total de 30 bolas). En la opción Y, a pesar de que el número de bolas negras es incierto, la probabilidad de seleccionar una bola ganadora también es de 1 en 3. (esto se debe a que el número de bolas negras se distribuye por igual entre todas las posibilidades entre 0 y 20).

Te recomendamos que leas  La Teoría de la Diversión

La diferencia entre las dos opciones es que en la opción X se conoce la probabilidad de un resultado favorable, pero en la opción Y se desconoce la probabilidad de un resultado favorable (“ambiguo”).

A pesar de la misma probabilidad de un resultado favorable, las personas tienen una mayor tendencia a seleccionar una bola en la opción X, donde la probabilidad de seleccionar una bola ganadora se percibe como más segura.

La incertidumbre en cuanto al número de bolas negras significa que la opción Y tiende a verse de forma menos favorable. A pesar de que posiblemente podría haber el doble de bolas negras que de bolas rojas, la gente tiende a no querer correr el riesgo opuesto de que puede haber menos de 10 bolas negras.

La “ambigüedad” detrás de la opción Y significa que las personas tienden a preferir la opción X, incluso cuando la probabilidad es la misma.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *