Aprendizaje por Insight

Aprendizaje por Insight
4.7
(147)

El Experimento del Aprendizaje por Insight

En 1917 Wolfgang Köhler publicó un estudió en donde se afirmaba que el comportamiento animal no era solo instinto o condicionamiento. Köhler establece el concepto de aprendizaje por insight, o sea, por discernimiento repentino basado en una serie de estímulos.

El trabajo fue revolucionario cuando se publicó originalmente en alemán, pero fue ignorado en gran medida durante décadas porque violaba la sabiduría convencional de que el comportamiento animal es simplemente el resultado del instinto o el condicionamiento.

Su investigación mostró que la brecha intelectual entre humanos y chimpancés era mucho más estrecha de lo que se pensaba. Usó cuatro chimpancés en sus experimentos y demostró que los animales podían resolver problemas aplicando la intuición.

Köhler quería saber hasta que punto los simios se parecían a la raza humana en relación con el aprendizaje. Antes únicamente se había experimentado con perros y gatos en términos de condicionamiento.

El Experimento

El experimento consistió en colocar chimpancés (Girl, Big, Konsul y Sultan) en una jaula cerrada y presentarles un objeto deseado que estaba fuera de su alcance. Había plátanos fuera de la jaula de Sultan y dos palos de bambú dentro de su jaula que debían juntarse para llegar a los plátanos.

Köhler le demostró la solución a Sultan metiendo los dedos en el extremo de uno de los palos. El chimpancé usaba bastones principalmente para actividades lúdicas, pero los bastones podían convertirse en instrumentos de trabajo.

Después de un poco de contemplación, Sultan juntó los dos palos y pudo alcanzar los plátanos. Esta acción fue producto de una reestructuración del campo perceptivo.

Te recomendamos que leas  Ojos Azules y Ojos Marrones

Kohler destacó que la aparición del nuevo comportamiento no era el resultado de intentos aleatorios según un proceso por pruebas y errores. Y que además se demostró que la relación entre la capacidad intelectual de los primates superiores y el hombre están emparentadas.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *