Experimento de la Cárcel de Standfor

Experimento de la Cárcel de Standfor
4.7
(64)

Experimento de la Cárcel de Standfor de Zimbardo

El experimento de la Cárcel de Standfor es uno de los estudios sociales más famoso del siglo pasado. Se reclutaron voluntarios pagos para actuar los roles de guardias y prisioneros en una prisión ficticia.

El estudio lo llevó a cabo por el psicólogo Philip Zimbardo y su equipo en las instalaciones de la Universidad de Standfor en el año 1971. El sector donde se desarrolló el experimento se ambientó como si fuera una prisión.

Los participantes fueron reclutados por medio de anuncios en los diarios y con un ofrecimiento económico. De los 70 candidatos que se presentaron se seleccionaron 24 personas.

Los participantes eran predominantemente blancos, jóvenes y de clase media. Todos eran estudiantes universitarios, saludables y psicológicamente estables.

En qué consistió el experimento de la Cárcel de Standfor

Se formaron dos grupos, uno representaron el rol de prisioneros y los otros actuaron de carceleros. Los guardias recibieron porras, uniformes y lentes negros que impedían el contacto visual.

Los prisioneros solo vestían batas y sandalias, además se les designaban con números en vez de usar sus nombres. A diferencia de los guardias que algunas noches volvían a sus casas, los presos se quedaban en la ficticia cárcel.

Antes de iniciar el experimento los carceleros concurrieron a una charla dónde se les indico que bajo ningún punto podían ejercer la violencia física. Y que su objetivo era dirigir la prisión y mantener el orden.

Foto - Experimento de la Cárcel de Standfor

Los terribles resultados

El experimento se descontroló rápidamente y los prisioneros sufrieron un tratamiento violento y humillante. Los presos fueron atormentados con experiencias traumáticas.

Los obligaron a limpiar retretes con sus manos desnudas y les denegaban en ocasiones ir al baño. En algunos casos les retiraron los colchones de las camas y los obligaron a dormir desnudos sobre el suelo.

Te recomendamos que leas  Película I Como Icaro

Por la crueldad que vivía, uno de los presos realizó una huelga y lo encerraron en un pequeño cuarto durante tres horas. El equipo de investigación relevó que aproximadamente un tercio de los guardias mostró tendencias sádicas genuinas.

Zimbardo se vio obligado a terminar el experimento transcurridos seis días de los catorce previstos. Lo canceló cuando una estudiante de posgrado le objetó que la prisión mostraba unas pésimas condiciones, tras ser introducida para realizar entrevistas.

Conclusiones

El experimento mostró cómo reaccionan las personas a las necesidades específicas de la situación, en lugar de acudir a sus propios valores morales o creencias internas.

El contexto puede deshumanizar y trastocar los valores sociales y morales de los sujetos. La situación provocó que se asignaran y se asumieran ambos roles: los violentos y los violentados.

En este sentido, el resultado se asemeja al del también famoso experimento de Obediencia a la Autoridad. Stanley Milgram demostró que personas comunes pueden cumplir órdenes sádicas.

El experimento fue muy criticado por su falta de ética, y porque dejó una huella psicológica en los participantes de las experiencias vividas. En particular las humillaciones y situaciones deshumanas vividas por los presos.

Este experimento se llevó al cine con la película “El Experimento (Das experiment)“.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *