La Teoría del Rol

La Teoría del Rol
4.5
(263)

La Teoría del Rol y los Comportamientos de las Personas

El comportamiento de las personas se deriva de los papeles que desempeñan en la vida. En psicología social, la teoría del rol es el conjunto de expectativas que acompañan a una determinada posición social.

Cada individuo juega múltiples roles en su vida, en diferentes contextos o con diferentes personas, una persona en particular puede ser un estudiante, un amigo o un empleado.

Cada uno de estos roles conlleva sus propias expectativas sobre el comportamiento, el habla, la vestimenta, etc. Lo que podría ser recompensado para una persona en un rol sería inaceptable para una persona que ocupa un rol diferente.

Por ejemplo se espera que un deportista sea competitivo mientras juega, pero no se espera la mismo de un padre jugando con su hijo.

Los roles van desde específicos, en el sentido de que solo se aplican a un entorno determinado, hasta difusos, en el sentido de que se aplican en una variedad de situaciones. Por ejemplo, un docente es paciente en el aprendizaje de un alumno, y un padre también se espera que sea paciente en el aprendizaje con sus hijos.

La teoría de roles examina cómo estos roles influyen en una amplia gama de resultados psicológicos, incluidos el comportamiento, las actitudes, las cogniciones y la interacción social.

Teoría del Rol y Psicología Social

Dentro de la psicología social, la teoría del rol generalmente se ha centrado en los roles como causas de: (a) comportamientos promulgados por individuos o grupos y (b) inferencias sobre individuos o grupos.

Uno de los preceptos fundamentales de la psicología social es que el entorno social y físico ejerce una profunda influencia en el pensamiento y el comportamiento de los individuos. La teoría del rol postula que los roles que ocupan las personas proporcionan contextos que dan forma al comportamiento.

Te recomendamos que leas  El Peso de la Profecía Autocumplida

Por ejemplo, el experimento de la prisión de Stanford demostró que los estudiantes universitarios normales mostraban comportamientos sorprendentemente diferentes dependiendo de si se les asignaba como guardias o prisioneros en un entorno carcelario simulado. En poco tiempo, los presos comenzaron a mostrar comportamientos mansos y sumisos, mientras que los guardias de la prisión comenzaron a mostrar comportamientos dominantes y abusivos.

En general, las personas están motivadas para comportarse de manera que se ajusten a roles sociales valiosos. Las recompensas se derivan de la alineación con roles sociales valorados, y los castigos se derivan de la desalineación con dichos roles.

Estos juicios de rasgos se forman en parte porque los observadores infieren que los individuos poseen los rasgos de personalidad que los equipan para desempeñar sus funciones. Los observadores suelen suponer que las personas tienen las cualidades personales o la motivación para comportarse de cierta manera y, por lo tanto, subestiman la cantidad de roles que provocan comportamientos.

Para Enrique Pichón Rivière, el rol “es un modelo organizado de conducta relativo a una cierta posición del individuo en una red de interacción ligado a expectativas propias de los otros“.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *